domingo, 25 de abril de 2010

los canguros


El canguro es un marsupial que habita en toda Australia y Nueva Guinea, posee una fuerza inmensa en sus patas lo que le permiten a este saltar prácticamente dos metros. Son herbívoros, tienen la misma alimentación que una vaca, comen las hierbas que se encuentran a su alcance. Se lo considera plaga y se intenta mantenerlos alejados de las ciudades por los destrozos que un grupo de estos animales podría hacer. En algunas partes de Australia, se incluye en los menús de los restaurantes carne de canguro y los que la han probado, dicen que es muy similar a la carne vacuna. Es un icono de Australia ya que muchas compañías los incluyen en sus publicidades. Existen muchos tipos de canguros, pero el más extraño es el Wallaby que es un canguro pequeño posee casi las mismas características que el canguro pero adaptadas a su tamaño. El wallaby también es un símbolo australiano muy reconocido gracias a la selección australiana de rugby.

Hubo un tiempo en que los cazadores nativos se alimentaban de la carne de los canguros y su piel les servía para hacerse ropa, lo que causó bajas en las poblaciones de estos animales. Cuando los europeos se asentaron en el continente australiano, la caza, unida a la introducción de ganado que se alimentaba de los pastos, causó una reducción en la población de canguros. Actualmente hay especies amenazadas por la destrucción de sus hábitats y han disminuido las zonas en las que estas especies pueden sobrevivir. Los mamíferos depredadores que se introdujeron en Australia, como el zorro, el perro y el gato, se alimentaban de canguros pequeños. Además, otros mamíferos, especialmente los conejos y el ganado, compiten con los canguros en lo que se refiere a recursos alimenticios. Los rancheros cazan y envenenan a los canguros más grandes porque los consideran una amenaza al alimentarse de los pastos. Aproximadamente diez especies de las de mayor tamaño están en peligro, incluidas varias especies de ratas canguro, dos de wallabies liebre y dos de cola puntiaguda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada